Los libros electrónicos ganan adeptos pero también adversarios

Los equipos para lectura electrónica, que reproducen libros en una pantalla, están ganando adeptos pero es poco probable que reemplacen a los textos impresos, además de que deberán competir con otras formas de consumo digital.

Las ventas de estos dispositivos para la lectura electrónica como el Kindle de Amazon y el Reader de Sony creció rápido. Su ventaja es que son pequeños y ligeros, y eliminan la necesidad de cargar con libros o periódicos, ya que permiten acceder a los textos a través de internet.

Sin embargo hay quienes consideran que el precio de los libros electrónicos podría impedir que esta tendencia se generalice, especialmente por el clima económico reinante.

Fuente: www.redusers.com